24 de març de 2012

¿Al servicio del pueblo?

A veces a los políticos se les llena la boca de transparencia, que fácil es decirlo, pero cuando la han de demostrar es cuando, algunos utilizan la ambigüedad. Ser político no es decirle al que tienes delante lo que quiere escuchar, si no que debemos decir lo que realmente pensamos y por el bien común.


Dicen que hay políticos que se agarran al sillón y harían lo que fuera por no dejarlo, lo increíble es hacerlo estando en la oposición, que entre ellos mismos se dan cancha y detrás puñaladas, ojalá fueran honestos entre ellos mismos, salvo que la jugada pase por situarse en primer lugar para un puesto de trabajo en una hipotética Moción de censura.

No hay nada más pobre que utilizar la política para servirse a uno mismo.